domingo, 6 de mayo de 2018

TOB - 6to Domingo de Pascua - Somos elegidos por Dios - Jn 15, 9-17

La experiencia de ser elegido especialmente por alguien es hermosa. Puede ser tan simple como ser elegidos para formar parte del equipo; o, cuando al solicitar un trabajo alguien confía en nosotros para darles una buena referencia.

Ser elegido puede ser más significativo aún. En la raíz de cada matrimonio feliz está el hecho de que dos personas una vez se eligieron y luego continuaron eligiendose, día a día. En cada amistad verdadera hay una opción similar. Dos personas eligen ser amigos el uno con el otro y valoran su relación como especial y valiosa. Como en el matrimonio, la elección debe ser mutua y libre para que la amistad dure. Cuando la elección es unilateral, hay algo de angustia en el otro lado. Una experiencias de vida realmente dolorosas es un amor no correspondido.

En el evangelio de hoy, Jesús usa este lenguaje de elección y amistad. Él dice: "Te elegí", "Te llamo amigo". Cada uno podemos escuchar esas mismas palabras como dirigidas a nosotros.

Los discípulos  nos representan a todos. Él ha entregado su vida por todos nosotros. Con San Pablo, podemos decir que el Hijo de Dios me amó y se entregó a sí mismo por mí. Al dar su vida por nosotros, Jesús nos eligió, personalmente, nos llamó a cada uno su amigo. Sus palabras "Ustedes son mis amigos" son para nosotros también. 

La misa hace presente la muerte-donación de Jesús en cada generación, a cada comunidad que se reúne para partir el pan. Aquí y ahora continúa hablando las mismas palabras de la última cena, "Ustedes son mis amigos", "Yo los elegí". En nuestras vidas personales, elegir lo uno significa no elegir lo otro. El Dios bueno, elige a cada uno de nosotros por igual. Como dice Pedro en la primera lectura, "Dios no tiene favoritos".

Si elijo a alguien como amigo, quiero que esa persona haga una elección similar conmigo. Cuando El Señor nos elige, busca y desea que nosotros lo elijamos a él. Al habernos elegido, quiere que correspondamos a esa elección. En el evangelio, cuando muchas personas dejaban de seguirlo, se volvió hacia sus discípulos y les dijo: "¿También desean irse?" Jesús los invitaba a responder a la elección que habían hecho de ellos. En ese momento altamente cargado, Peter dijo en nombre de todos: "Señor, ¿a quién podemos ir? Tienes el mensaje de la vida eterna ". De esta manera, declaró públicamente su elección de Jesús. 

En la Misa, ambos celebramos que El Señor nos eligió a nosotros y renovamos nuestra elección por él. Cuando respondemos a su invitación a tomar y comer, lo tomamos en serio y renovamos nuestra elección como nuestro camino, nuestra verdad, nuestra vida y nuestra resurrección.

_____________________________________________________________________________


Lecturas Bíblicas en Lenguaje Latinoamericano - TOB, 6to Dominigo de Pascua


Primera lectura: Hch 10, 25-26. 34-35. 44-48
En aquel tiempo, entró Pedro en la casa del oficial Cornelio, y éste le salió al encuentro y se postró ante él en señal de adoración. Pedro lo levantó y le dijo: "Ponte de pie, pues soy un hombre como tú". Luego añadió: "Ahora caigo en la cuenta de que Dios no hace distinción de personas, sino que acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que fuere".

Todavía estaba hablando Pedro, cuando el Espíritu Santo descendió sobre todos los que estaban escuchando el mensaje. Al oírlos hablar en lenguas desconocidas y proclamar la grandeza de Dios, los creyentes judíos que habían venido con Pedro, se sorprendieron de que el don del Espíritu Santo se hubiera derramado también sobre los paganos.

Entonces Pedro sacó esta conclusión: "¿Quién puede negar el agua del bautismo a los que han recibido el Espíritu Santo lo mismo que nosotros?" Y los mandó bautizar en el nombre de Jesucristo. Luego le rogaron que se quedara con ellos algunos días.

Salmo Responsorial: Salmo 97, 1. 2-3ab. 3cd-4 (2b)
Cantemos al Señor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas.
Su diestra y su santo brazo le han dado la victoria.
R. El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad. Aleluya.
El Señor ha dado a conocer su victoria
y ha revelado a las naciones su justicia.
Una vez más ha demostrado Dios su amor y su lealtad hacia Israel.
R. El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad. Aleluya.
La tierra entera ha contemplado la victoria de nuestro Dios.
Que todos los pueblos y naciones Aclamen con júbilo al Señor.
R. El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad. Aleluya.

Segunda lectura: 1 Jn 4, 7-10
Queridos hijos: Amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama, no conoce a Dios, porque Dios es amor. El amor que Dios nos tiene se ha manifestado en que envió al mundo a su Hijo unigénito, para que vivamos por él.

El amor consiste en esto: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó primero y nos envió a su Hijo, como víctima de expiación por nuestros pecados.

Aclamación antes del Evangelio: Jn 14, 23
R.
Aleluya, aleluya.
El que me ama, cumplirá mi palabra, dice el Señor; y mi Padre lo amará y vendremos a él.
R. Aleluya.

Evangelio: Jn 15, 9-17
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Como el Padre me ama, así los amo yo. Permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecen en mi amor; lo mismo que yo cumplo los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea plena.

Éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande a sus amigos que el que da la vida por ellos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.

No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido y los ha destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de modo que el Padre les conceda cuanto le pidan en mi nombre. Esto es lo que les mando: que se amen los unos a los otros''.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario